Aragón necesita elevar la categoría y el número de clubes deportivos en la alta competición

Se ha hecho hincapié en la necesidad de apostar por la formación y la educación en las bases y en la urgencia de una normativa de mecenazgo estable que permita a los clubes contar con mayores recursos para seguir creciendo

La falta del apoyo institucional al deporte de élite ha sido otra de las realidades discutidas hoy

 Zaragoza, 13 de julio de 2017

La Asociación de Directivos y Ejecutivos de Aragón – ADEA ha celebrado este jueves en el Centro de Negocios del Hotel Palafox la jornada “Los clubes de élite como activadores del deporte base”, en el que han intervenido los representantes de algunos de los principales clubes aragoneses.

En la cita se ha hecho hincapié en la necesidad de invertir en deporte por todos los beneficios que este aporta a una sociedad. De este modo, los ponentes han coincidido en señalar que sin equipos base no existirían los clubes de élite y que para contar con una buena base es necesario el factor educativo y de formación. Asimismo, los representantes de los principales clubes aragoneses han apostado por una Ley de Mecenazgo estable y una cohesión de todos los actores implicados (instituciones, clubes, aficionados y sociedad en general) para conseguir equipos de futuro.

En la jornada han intervenido representantes de Tecnyconta Zaragoza Baloncesto, Zaragoza Club de Fútbol Femenino, Club Baloncesto Peñas Huesca, Mann Filter Baloncesto, A.D. Club Voleibol Teruel, Club Balonmano Huesca, Ríos Renovables Zaragoza Fútbol Sala, Club Deportivo Ebro y Club Hielo Jaca.
El presidente de ADEA, Salvador Arenere, ha asegurado que el deporte “no es solo deporte, es economía, salud y educación en valores”. Por ello, Arenere ha incidido en la necesidad de que las instituciones se impliquen porque “no es un gasto para unos pocos, invirtiendo en deporte se estimula el crecimiento de licencias, de salud, de bienestar y se apuesta por la modernidad de un territorio”.

En este sentido, el presidente de ADEA ha señalado que en España se invierten 40 millones de euros en deporte frente, por ejemplo, a los 200 millones de Italia. Por ello, Arenere ha reiterado la necesidad de más inversión, porque “para una activación del deporte de base es necesario que los clubes de élite estén bien posicionados”.

El director de Comunicación de Tecnyconta Zaragoza Baloncesto, Arturo Sisó, ha parafraseado al presidente del club señalando que “el baloncesto será lo que queramos entre todos que sea”. En este sentido, Sisó ha remarcado que todos los poderes públicos, junto con los patrocinadores, aficionados y la sociedad en general “son los que nos dan vida y nuestra razón de ser”. Por ello, ha pedido, no solo más apoyo institucional, sino también que se trabaje más en la implicación social, “que haya arraigo y sentimiento de equipo”.

Por su parte, el presidente del Club Balonmano Huesca, Pachi Giné, ha explicado que con la llegada de la crisis han tenido que dejar de hacerse planteamientos con distintos objetivos y centrarse en uno sólo: sobrevivir. Por ello, Giné ha apostado por una Ley del Mecenazgo que permita a las empresas invertir en los clubes deportivos y contar con incentivos fiscales. En este sentido, el presidente del Balonmano Huesca ha hecho hincapié en que las empresas deben introducir también el deporte en sus políticas de Responsabilidad Social Corporativa.

El presidente de la A.D. Club Voleibol Teruel, Carlos Ranera, ha hablado de la apuesta del equipo por la formación. “El primer equipo ha ayudado mucho a visualizar el voleibol en Teruel, lo que nos ha ayudado a que los niños se interesen por este deporte”, ha indicado. Precisamente, la implicación en los colegios turolenses es un referente del club, con visitas a los centros, celebración de clinics o programas escolares bilingües. “Queremos transmitir nuestros valores que no son otros que el compromiso, el trabajo, el esfuerzo, el respeto y la dedicación”.

En la misma línea se ha expresado el presidente del Ríos Renovables Zaragoza Fútbol Sala, José Ramón Moreno, quien considera que el deporte es “educación, sanidad y también cultura”. También ha puesto de relieve que la crisis ha obligado a los clubes a reinventarse. “Al contar con menos subvenciones, hemos intentado incrementar nuestros presupuestos a través de los aficionados y los patrocinios”, ha indicado Moreno, quien ha incidido también en el trabajo de cantera para seguir creciendo internamente como club.

Más crítico ha sido el vicepresidente del Zaragoza Club de Fútbol Femenino, Rubén Alcaine, quien ha señalado que son los políticos “los que tienen que creer en el deporte”. “No hay un modelo a seguir, cada partido ha ido haciendo una cosa, debe haber una mayor implicación por su parte”, ha expresado. Alcaine ha asegurado que el deporte es una inversión a largo plazo, que mejora la salud, la educación y los valores de la sociedad. Por ello ha hecho hincapié también en la necesidad de una mayor concienciación social.

El presidente del Club Baloncesto Peñas Huesca, Antonio Orús, ha apostado también por un modelo público “estable” en el nivel deportivo. “Nos cambian los criterios y condiciones para subvenciones y patrocinios constantemente, ante una falta de estabilidad no podemos hacer un presupuesto con garantías que nos permite ofrecer contratos estables e invertir en formación para seguir creciendo”, ha señalado. A pesar de ello, Orús ha comentado cómo en el club siguen apostando por los programas educativos para incrementar el equipo base.

El presidente de Stadium Casablanca, Javier Sierra, también ha hablado del deporte como educación. “El deporte es educación, es una idea que nos tenemos que creer, y como educación, necesita inversión y atención”, ha explicado. Asimismo, Sierra ha señalado que si existen clubes de élite es “porque ha habido buenos equipos de base, a raíz de mucho trabajo y esfuerzo”. Sierra ha incidido también en la necesidad de sensibilizar a las empresas para que incluyan el deporte en sus políticas de RSC.

En la misma línea se ha expresado el presidente del Club Hielo Jaca, Eric Bastide, quien ha explicado que sin los clubes de base “no existiría” la élite. Bastide ha hecho hincapié además en el esfuerzo del club, al estar radicado en una ciudad pequeña en comparación con el resto de equipos de la Liga nacional. “Competimos con capitales de provincia, con mucha más capacidad económica, con más niños y jóvenes, pero ahí estamos luchando arriba siempre”, ha indicado.

Por último, el portavoz del Club Deportivo Ebro, Rafael Merino, ha hecho hincapié en que la base “tiene que ser el espejo social en el que se encarnen todos esos valores que muchos reivindicamos pero que luego en nuestras casas no somos capaces de aplicar”. En este sentido, Merino ha indicado que hay que enseñar a los jugadores que “lo importante no siempre es ganar, sino participar, crecer, formarse y respetar”. Por ello, el portavoz del Ebro ha insistido en que hay que cuidar a la base como medio de subsistencia.

Tras las intervenciones, ha tenido lugar un coloquio con la participación de los jefes de Deporte y responsables de la sección de los principales medios de comunicación aragoneses.