25 de January de 2019

Los directivos valoran positivamente la finalización de 2018 pero transmiten inquietud para 2019

ADEA ha presentado esta mañana los resultados del Indicador de Opinión correspondientes al segundo semestre de 2018

Las exportaciones en Aragón siguen siendo su gran fortaleza, pero con una gran dependencia del sector de la automoción

La inestabilidad política, la falta de presupuestos, la situación del Brexit y las medidas proteccionistas que afectan a las relaciones comerciales son grandes preocupaciones para los directivos aragoneses

En el ámbito nacional, preocupa y afecta mucho el escenario de Cataluña por la implicación del peso en las relaciones comerciales de Aragón y la comunidad vecina

Zaragoza, 25 de enero de 2019

“Los directivos valoran positivamente la finalización de 2018 pero transmiten inquietud para 2019”. Así se refleja en los datos obtenidos del Indicador de Opinión del segundo semestre de 2018 que la Asociación de Directivos y Ejecutivos de Aragón ha presentado esta mañana en rueda de prensa.

Dicho barómetro se obtiene a partir de una encuesta que recoge las impresiones de los directivos sobre diferentes aspectos relacionados con la situación económica y a la que, en esta ocasión, han respondido 218 directivos y ejecutivos de las áreas de dirección general, dirección financiera, dirección comercial y de recursos humanos, de los sectores automoción, industrial, servicios y comercial de las empresas de la Comunidad. Los encuestados se han referido a cuestiones relacionadas con aspectos como la financiación, evolución de la plantilla, cifra de ventas y balanza comercial.

En esta ocasión las respuestas recibidas evidencian un cambio de tendencia que en anteriores encuestas.

La facilidad para obtener financiación sigue sin percibirse como un problema. La mayor parte de los encuestados (76,9%) perciben que va a permanecer estable y tan solo un 3,8% opina que puede empeorar.

En cuanto a la evolución de la plantilla, también la estabilidad (68,6%) es la opinión mayoritaria. Un 3,5% opina que podría empeorar y el 27,9% indica que podría crearse empleo.

Desciende igualmente la opinión de mejora en las ventas con un porcentaje del 25,8% frente al 59,33% que reflejaba la encuesta en la misma fecha de 2017. Un 5,16% opina incluso que podría haber un retroceso.

En exportaciones, se mantiene igualmente la opinión de mantenimiento estable de las cifras (66,3%). Las opiniones de mejora descienden igualmente respecto al mismo período del año anterior pasando del 35,50% al 20,20%

En cuanto a importaciones, las impresiones de mejora pasan del 18,8% en el pasado año, al 16,70% en esta encuesta. Un 6,50% opina incluso que podría empeorar frente al 2,90% del pasado año.

Con respecto a la economía de Aragón en general, se reducen sensiblemente los porcentajes que apuntan a una posible mejora pasando del 59,22% en 2017 al 27,4% en esta encuesta. Por contra, las opiniones de un posible empeoramiento pasan del 1,72% al 8,49%.

En definitiva, como ha señalado el presidente de ADEA, Salvador Arenere, es “inaplazable la modernización de la Administración, aprovechando los mecanismos que aportan la tecnología y la revolución digital, debería facilitar la obtención de licencias y permisos a los inversores.

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y recoger información estadística anónima.
Puede obtener más información sobre las cookies, o bien conocer cómo cambiar la configuración en nuestra Política de Cookies.
Acepto